A medida que un número cada vez mayor de mujeres decide emprender un negocio, resulta más difícil destacar entre otras mujeres empresarias. Sin embargo, se puede hacer. Aquí tienes algunas sugerencias para empezar.

Utiliza las redes sociales

Las redes sociales pueden utilizarse para mucho más que para mantener el contacto con los amigos y la familia. Crea páginas para ti y para tu empresa en varios sitios de redes sociales (Facebook, LinkedIn, Google+, etc.). A continuación, comparte contenidos que muestren lo que puedes ofrecer.

Asegúrate de destacar las formas en que eres diferente a tu competencia. Por ejemplo, si eres el único servicio de guardería de tu ciudad que también ofrece transporte, asegúrate de mencionarlo en tus publicaciones.

Cumple tus promesas

Tanto los clientes como los consumidores se darán cuenta cuando cumplas todos los aspectos de una promesa que les hagas. Asegúrate de que terminas todo lo que empiezas, y de que lo haces a tiempo. La gente recordará que fuiste fiel a tu palabra y lo tendrá en cuenta a la hora de decidir con quién hacer negocios en el futuro.

Haz un esfuerzo adicional

Hacer más de lo que se espera de ti cuando trabajas con clientes o consumidores es una forma segura de distinguirte a ti mismo y a tu empresa de los competidores de tu sector. Si puedes ofrecer una función o un servicio adicional que tus competidores no ofrezcan, es un punto excelente para tratar de «venderte» a los clientes potenciales.

Reparte muestras gratuitas

La gente tiende a entusiasmarse con la idea de conseguir algo gratis. Considera la posibilidad de invertir en objetos promocionales como bolígrafos, alfombrillas de ratón, camisetas o imanes para la nevera. Puede que no parezca gran cosa, pero este tipo de regalos con tu logotipo pueden contribuir en gran medida a diferenciarte de tus compañeros.

Escucha los comentarios

Aunque tengas éxito cuando lances tu negocio, no podrás seguir el ritmo del panorama cambiante si no eres capaz de adaptarte como empresario. Aprovecha todas las oportunidades que puedas para recoger las opiniones de los clientes y de otras empresas con las que trabajes.

Una forma de hacerlo es proporcionar a los clientes una encuesta de satisfacción, ya sea en persona o por correo electrónico. Asegúrate de incluir una sección que permita al cliente rellenar sugerencias sobre cómo podrías mejorar tu servicio. Esto no sólo te dará una idea de cómo puedes mejorar, sino que también permite a tus clientes saber que su opinión te importa.

Éstas son sólo algunas formas de ayudar a que destaques entre el mar de empresarias. Sí, la competencia es feroz. Pero eso no significa que no puedas tener éxito. Con perseverancia y la debida diligencia, lo más probable es que consigas un crecimiento continuo a lo largo de tu merecido viaje hacia el éxito.